16 janvier 2007

El Mago

Muy novelesco todo ami me parecia,

el ambiente,una verdadera armonia,

aquello todo manipulado por la mania

de algún mago,que su trabajo hacia.

Las jentes,los ojos abiertos los tenian

como si quisieran ver,lo que veian,

una cuarta vez,porque no lo creian.

Una locura. Muchos,mirar temian.

El Mago,meneó su rabo, todos miraron

el rabo,que entre las patas de Mago

despacito se movia."Uiiii" todos clamaron.

Satisfacción y alegria, todos cantaron,

un espectaculo de mucho rango.

Al Mago, en hombros lo pasearon.

             Relato.

Noche de lobos, ausencia total de resplandores, el viento soplaba muy de prisa,empujando al agua que,gol-

peaba en el barbecho, en el mismo agua,en las jaras,en las lantiscas.Aquel ruido infernal de la tempestad,

mesturado con el que hacia el rio Malagón,en el fondo de la umbria,despertó a éste gañán,que dormia entre

los aparejos de la yegua y de la jaca.Las dos bestias amarradas al mismo matorral resoplando y dando

cohetadas trataban de escaparse de aquel miedo,por el barrunto de los bichos serca.Y los lobos parecian

ser el alma de aquella noche.Escondidos en la oscuridad, de vez en cuando cantaban y su grave concierto,

venia y se alejaba sin irse, en el fusillo de viento que hacia silvar a la brosa del Monte.

Posté par manuelo à 11:22 - Commentaires [0] - Permalien [#]


Commentaires sur El Mago

Nouveau commentaire